Entradas

Mostrando entradas de julio, 2013

Vámonos a publicidad! (Santiago)

Llevo días extraños, profundos y de mucha conexión con todos y cada uno de los seres que "partieron" en el ATENTADO de Santiago.
Siento una profunda tristeza por sus familiares, amigos, conocidos y gente que estuvo allí dándolo TODO. Pero lo que más me ha imbuído en una tristeza casi indescriptible, es la mentira constante y sonante en los medios de comunicación y sus tentáculos. 
Mi alma no puede tolerar ni soportar ese sonido tan desarmónico y espeluznante por querer tapar la VERDAD del asunto.
LA VERDAD es ...tan dura como no queramos afrontarla. Cuanto más te niegas a aceptar la verdad como tal, más difícil se hace respirar, más duro se hace ser quién eres.
Quien está acostumbrado al camino del pionero visionario, sabe a qué me refiero. Sabe cuánta luz deberá tomar de sí mismo y plasmarla en el mundo. Sabe cuál será el precio exacto de estar del lado de la ...verdad.
Después de la repugnancia, el asco y la vergüenza espiritual que me causan cada uno de los medios de desinform…

Sin CENSURA (sobre sexólogos, cadenas y cuero)

Después de estar casi 2 horas el otro día escribiendo un texto fantástico acerca de lo que pienso sobre la nueva sexualidad "femenina" y ser borrado de inmediato en el maravilloso facebook, fuí consciente de que estaba diciendo cosas realmente IMPORTANTES y trascendentes Y QUE QUIZÁS, SÓLO QUIZÁS, pudieran ser utilizadas en mi contra. ¿Qué quiere decir esto?. 
Pues que mucha de la información que surge de las grandes mentes creativas y generosas, es utilizada para trasladarla a gente mediocre y sin escrúpulos y que se atreva a llevar un papel de gurú, maestro, profesor, escritor, periodista, artista y demás profesiones doradas que muestran algunos de los representantes masculinos más zafios y mediocres de los medios de comunicación de "primera línea". Osea, los más controlados y esclavizados.
A lo que iba. Que me distraigo...
Todo comenzó por un artículo que escribí y que escoció a diversos caballeros(¿?) las reflexiones agudas que hice sobre la última película llamad…